AGUAS TENIAS, S.A.

Alarma en el campo ante el repunte de robos de material agrícola tras años de descensos

Alarma en el campo ante el repunte de robos de material agrícola tras años de descensos

COMPARTIR :

Fuente: ABC
30-07-2018

Castilla y León es la única comunidad en la que ha crecido el número de hurtos entre 2016 y 2017

Las tres organizaciones agrarias de Castilla y León, Asaja, UPA-Coag y UCCL, han mostrado su preocupación por el aumento del número de robos que ha sufrido la Comunidad en los dos últimos años. Más aún después de que los datos recopilados por la Secretaría del Estado de Seguridad del Ministerio del Interior con informes de la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Policía Local desvelaran que el año pasado se produjo un descenso de los mismos en todas las provincias y comunidades autónomas excepto en Castilla y León, que fue la única que sufrió un ligero repunte al pasar de 1.115 a 1.140 robos en doce meses.

A nivel nacional, el año en el que más robos se produjeron fue 2013, llegando a una cifra de 24.078 en todo el país, con una diferencia de más de 10.000 hurtos con el año más bajo (2017). Las cifras en Castilla y León han ido descendiendo gradualmente desde 2012, cuando llegaron a denunciarse 1.932 «incidentes», salvo el año pasado, cuando se produjo el ascenso citados. Todos estos robos son los conocidos por las autoridades debido a que están registrados en los juzgados, pero hay que tener en cuenta que muchos otros ni siquiera se denuncian porque los agricultores están «hartos y desilusionados ya que, muchas veces, hacerlo no sirve para nada», afirmaba Jesús María González Palacín, coordinador regional de UCCL.

Materiales de valor

Por su parte, Asaja y UPA-Coag coinciden en que estos hechos se producen porque «es más fácil robar en el campo, ya que no hay mucha presencia de la Guardia Civil, hay menos vigilancia y, además, tiene poca población y son zonas más deshabitadas». UCCL defiende también que se trata de materiales de mucho valor, ya que se trata de tractores, cables, aperos, motores, cobre, baterías, etc., «y es muy fácil robar, ya que el campo no tiene puertas».

Ante esta situación, la delegada del Gobierno de Castilla y León, Virginia Barcones, se reunirá el próximo martes en una Comisión de Asistencia específica de Seguridad con la Guardia Civil para abordar este tema y reforzar la idea que en su última reunión con Asaja ya apuntó sobre «la necesidad de aumentar la presencia de los cuerpos de seguridad en el medio rural». En relación con la seguridad, UPA-Coag defiende que «hay que potenciar los Equipos Roca y no desmantelarlos, además de incrementar el número de guardias civiles en el medio rural». «Para que la seguridad sea efectiva, tiene que haber una patrulla continua, y para ello es necesario que en cada cuartel haya entre 46 y 50 efectivos como mínimo, y si se necesitan dos patrullas, es decir, el doble».

Además, Asaja afirma que «Castilla y León es una comunidad muy grande y deshabitada y es muy fácil y frecuente que se produzcan robos. Éstos pueden ser agrícolas o ganaderos. Además, por un lado están los robos de materiales y maquinaria en el campo, y por otro, los robos en el interior de las casas, que se suelen producir en invierno». Estos últimos son los que más miedo provocan entre los propietarios, según las organizaciones agrarias. También hay que tener en cuenta los daños que se producen a mayores cuando entran a robar en las propiedades de los vecinos y agricultores.

Por otro lado, sostiene que, «a pesar de la desilusión de muchos agricultores por la poca efectividad de las denuncias, hay que animarlos a denunciar, ya que ésta es la única forma de dar a conocer los robos y de que se investiguen».